Historia

Joventango, Institución Cultural sin fines de lucro, creada el 17 de diciembre de 1977, tiene como misión estudiar, cultivar y promocionar el arte de este género musical que identifica a las ciudades del Río de la Plata.

Nació por iniciativa de un grupo de estudiantes de Derecho que gustaban del Tango y lo entendían como el fenómeno cultural más importante creado en ambas márgenes del Plata en el Siglo XX.

Con esa idea intentaron poner al aire un programa de radio y se iniciaron charlas y pequeños recitales en un lugar prestado, convocando a tangueros abiertos a pasar la posta de la rica historia del género. Así nació Joventango

En el año 1979 se realizó el Primer Encuentro Nacional de Tango Joven, y en Marzo de 1980 se concretó un primer gran paso,
organizando el memorable concierto del Quinteto de Astor Piazzola en el Club Atenas, el cuál fue trasmitido en directo por televisión.A partir de ese momento se consolidó Joventango,concretando el sueño del programa radial en 1980 y su sede propia en el año 1985.

En 1987 se realizó un primer Festival con un ciclo de conciertos por abono, que sería el inicio del Festival Internacional “Viva el Tango”.

A lo largo de su larga existencia Joventango ha realizado anualmente su Festival Internacional “VIVA EL TANGO” y ha adquirido la experiencia necesaria para permitir que la Institución se proyectara en el plano nacional e internacional, logrando un prestigio ampliamente reconocido.

Sin duda es la actividad de mayor envergadura y prestigio de nuestra Institución, que además cuenta con el privilegio de ser el Decano de los Festivales del mundo con continuidad, y que reúne durante diez días a los más prestigiosos artistas del Río de la Plata y de países como Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, EEUU, España, Finlandia, Francia, Japón, Perú, Venezuela y otros.

La Tercera Cumbre Mundial del Tango en el año 1996, que trasformó a Montevideo en la Capital Ibero-Americana de la Cultura y al Centro Cultural “Mercado de la Abundancia” en la Catedral del Tango, fue uno de los galardones más significativos de nuestra
trayectoria y un orgullo para la Ciudad de Montevideo, que tuvo sus calles desbordadas de un público entusiasta, que nos acompañó con alegría y fervor tanguero en todas las actividades programadas en la vía pública, en diversos Teatros y en los escenarios barriales.

En el 2005, luego de un intervalo de unos años de declive, en que se priorizó exageradamente la actividad académica, y la participación elitista de artistas extranjeros, en detrimento de los Nacionales y en particular del Tango-Danza, (que en definitiva era los que atraía a las nuevas generaciones y los acercaba al Tango), y cuando la Institución contaba sólo con un centenar de socios, comenzó una etapa de cambios profundos y modificaciones de política y de criterios, que en poco tiempo cambió la imagen Institucional, recuperándose la mística y prestigio de otrora.
El ingreso de varios docentes para impartir clases de tango-danza todos los días, potenció la participación de nuevos interesados que se aproximaron a la Institución, creando una interesante corriente de afiliaciones que hoy nos permite tener alrededor de 600 socios y mirar el futuro con optimismo.

A su vez, en conjunto con otras Instituciones, creamos la Federación Uruguaya del Tango ( FUTANGO) en el año 2005, que obtuvo del Parlamento Uruguayo, por ley 18107, que el 5 de Octubre de cada año sea declarado DÍA URUGUAYO DEL TANGO. En esa fecha se realiza un gran espectáculo artístico, que en dos oportunidades fue en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo y en el cual se hace entrega de los premios Matos Rodríguez.

A nivel Internacional, Joventango no sólo recibe delegaciones artísticas para su Festival, sino que participó con su propia delegación de músicos, cantantes y bailarines, en las Cumbres Mundiales de Valparaíso y de Bariloche y en festivales internacionales como Valparatango u otros como Rosario y Buenos Aires.

Hoy reafirmamos nuestro propósito de continuar batallando por mantener vigente a nuestra música ciudadana, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y sabemos que entre todos los lograremos. Se lo debemos a los Fundadores de Joventango y nos lo debemos a nosotros mismos.